Bollomami aliviada… ¡Candela, Graciasss!

Un enorme GRACIAS a mi querida Candela Cano. Con su comentario a mi anterior post, me ha hecho entender el fallo tan TONTO que había cometido, y que me llevaba a preocuparme sin motivos. En cuanto visité el link que me puso… se me abrió el cielo. Extracto lo que me hizo descubrir:

“Según Merete Lauberg, directora del estudio, y que ha sido entrevistada por la revista francesa Têtu, entre las razones de esta diferencia podría encontrarse la mayor fortaleza psicológica de las madres lesbianas. “Se trata de niños que han crecido junto a mujeres que han aprendido a aceptarse. […] Han tenido que enfrentarse a una situación que las coloca fuera de la norma, lo que ha podido hacerlas más fuertes y resistentes. Están más seguras de sí mismas”.”

Si seré IMBÉCIL… Beneke trata el tema con seriedad, y cita fuentes feministas fidedignas, pero… toda esa información y estudios SE BASAN EN PAREJAS Y MUJERES HETEROSEXUALES. ¿Cómo no me había dado cuenta, joder?

Con lo que soy yo…, y metiendo a lesbianas y heteras en un mismo saco… imperdonable. Me faltaba considerar esa variable tan sencilla: no puede ser igual criar y educar a un hijo, por muy hombre que vaya a ser, por machistas que sean el entorno y las influencias familiares, y por distante/ausente que sea el padre, si la madre es lesbiana en lugar de hetero. En este caso, además, DOS madres lesbianas.

No es porque ideológicamente seamos más feministas, o más anti-machistas, sencillamente es que tenemos un “bagaje” emocional que las heteras no suelen tener. Embebida en la lectura de Beneke, consideré que todas las mujeres madres contábamos con las mismas herramientas, como si todas las mujeres estuviésemos cortadas por el mismo patrón. Es evidente que no, que tenemos unas capacidades particulares por haber superado obstáculos que otras, por su “convencionalidad hetero”, no han conocido.

Mercedes confirma ese mismo aspecto con su propio comentario, en el mismo sentido que Candela, y Marga, aunque más prudente, también me ha animado a ver las cosas de forma que mi autoestima se ha restaurado.

Para eso estamos, diréis… Vale, pero GRACIAS, un millón de GRACIAS a las tres.

Si es que tengo a unas blogueras que no me las merezco, leñe…

Anuncios

3 comentarios en “Bollomami aliviada… ¡Candela, Graciasss!

  1. Muack!

    Creo que tendrían que hacerse más valoraciones como la que ha hecho Dinamarca, porque estoy segura de que los resultados serían extensivos a muchos países.

    De todas maneras es muy importante la estabilidad emocional de la madre o las madres para conseguir esos hijos e hijas sanos, como ocurre también en las parejas hetero. Pero en igualdad de estabilidades, los niños y niñas de dos mujeres (e incluso de una mujer sola) son de lo mejorcito que conozco.

    Me gusta

  2. Disculpad la intromisión, pero me gustaría aportar mi experiencia:

    Me separé cuando mis hijos (2 chavales) tenían 7 y 1 año respectivamente, hace 13.
    Soy heterosexual, y aunque he tenido algún novio después de separarme, no he vuelto a convivir con nadie. Así que he criado a mis dos hijos sola (su padre vive a 700 km desde hace 5 años, pero cuando estaba aquí tampoco colaboraba mucho), en un ambiente creo que sano, abierto, comunicador y tolerante.
    Los dos niños son heterosexuales (me parece, por lo que veo), pero no “machitos”, me he empeñado mucho en educarlos en la igualdad de derechos de las personas, tanto en cuanto a género, como a raza, tendencia sexual, nacionalidad o credo. Y me parece que lo he conseguido. Por lo menos ya veo los frutos en Pol, el mayor, de quien estoy muy orgullosa. El menor está en plena adolescencia y por tanto ebullición, pero creo que también me hará sentir orgullosa en todos esos aspectos.
    Pienso que lo más importante es transmitirles los valores que creemos y sobretodo educar con el ejemplo.

    Un beso.

    Me gusta

  3. Yo os recomiendo ampiamente el Estudio de Sevilla. También otro realizado en la misma universidad aunque no por el mismo grupo de investigadores. Los resultados son francamente positivos. El primer estudio fue clave para la aprobación de la Ley y tirar los argumentos de los Polainos que no eran otra cosa que una copia de los argumentos de Socárides de la National Association for Research and Therapy of Homosexuality (NARTH). Por cierto y como dato curioso, sabéis que Charles Socarides ese “genio de la psiquiatría conservadora” era el Padre de Richard, asesor de Bill Clinton para el trato con las minorías y uno de los Gays más poderosos de los USA?. Es una historia que siempre utilizo para desmontarles en la radio o donde sea que les escuche utilizar argumentos pseudo científicos para definirnos y proponer “curarnos”…

    Creo que es importante el punto de que nuestra propia autoaceptación juega mucho en nuestra forma de criar y colaborar en la formación de nuestr@s hij@s (digo colaborar porque siempre habrá uno que otro factos incontrolable) y lo digo porque justamente los estudios de los que hablo muestran también un desarrollo muy favorable en quienes son criados por dos padres.

    Me gusta

Gracias por comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s