Bollicletas

Las llamo Bollicletas porque son muy “sisters”: misma marca y modelo, mismos colores, una más grande que la otra, duermen juntas… Sólo falta que les pongamos pegatinas del arco iris. Que está claro, vaya.

A Ratita le regalé la suya para Reyes. La mía me la compré a finales de enero. Las estrenamos a finales de febrero. Baratitas, pero suficientes, con marchas y tal. Y hace un par de semanas, con la caló, nos dimos otro paseíto por nuestros alrededores.

Hacía mucho tiempo que no montábamos en bici. Ratita nunca tuvo una propiamente suya, y la última que tuve yo la escacharré hace ahora 30 años justos (aún llevo la cicatriz en el labio). Fue un placer rescatar algo tan sencillo, saludable y divertido.

Aunque son pocas las ocasiones que tenemos para usarlas, vivimos en un sitio privilegiado para hacerlo. Poco queda de la Charca Polvoranca y del Arroyo Culebro originales, hoy convertidos en lago y acequia artificiales. Su existencia sólo depende ya de que los responsables municipales abran más o menos las llaves de paso. Al menos han convertido lo que ya era un secarral en una arboleda de lo más chula, con vivero, mini-botánico y paseos muy agradables.

Es la gran ventaja (quizá la única) de no vivir en un centro urbano. Hay carril bici, poco tráfico, aire puro, árboles y jardines cuidados, silencio, espacio… También es cierto que nuestro alcalde local vive a pocas calles de aquí, y mientras sea así tendremos todo eso y la seguridad añadida para el Excelentísimo Señor. Mientras dure, disfrutaremos de esa suerte.

Claro que la mayor suerte de todas es que aquí vive mi Ratita, y yo también. Tanto si montamos unas sisters bollicletas como si nos tumbamos en el sofá a ver pelis de dibujos animados bajadas de Intenné, lo único que quiero es hacerlo con ella. Eso es todo lo que le pido a esta vida: estar con mi Ratita.

Eso sí: ¡qué agujetaaaaaaaaaaaaassss! Ufffffff.

Por cierto… ¿A que me sientan bien las magnolias? :-)).

Anuncios

5 comentarios en “Bollicletas

  1. Marga: las circunstancias condicionan, es cierto, pero adaptarse es humano y enriquecedor. Además, ¿a que el amor lo hace todo más fácil? 🙂

    Candela: sip, nos sienta todo bien, incluso el Ibuprofeno para las agujetas, jajajajaaaa.

    Club: NO son mallas, sino un pantalón ciclista, y no son azules sino verdes. Claro, tú te fijas en lo que te fijas, y confundes hasta los colores… ¿O te referías a Ratita? 😉 En todo caso, graciasssss. :-****

    Me gusta

  2. jajaja, yo también los veo azules, azul turquesa, los tuyos. Y no es la primera vez que me pasa en estos días que confundo esos colores. Me estoy volviendo daltónica.

    Por cierto Olguita, tienes un premio de blog viajero en mi blog. Un besote!

    Me gusta

Gracias por comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s