Un lugar en el mundo: las Chozas de Toñi

No sabía bien qué foto poner para iniciar este reportaje. Al final, he puesto la más representativa: Antonova Masedosky tocando el acordeón y yo cantando Padam, Padam, Padamm(no tengo voz ni gracia para cantar, pero al menos hablo francés).

Ella presenta su oferta de turismo rural como Chozas de la Ruta de la Plata, pero para Morritos y para mí son ya definitivamente las Chozas de Toñi. Es una gran anfitriona, un peazo persona de las que ya no hay, y encima una luchadora pro-derechos como ya quisiera yo que hubiera muchas.

De hecho (cotilleo parentético), Toñi y yo nos conocimos hace como 10 u 11 años, en Tele-K, la televisión de Vallecas. Se trataba de grabar un número musical sobre el tema Mujeres en pie de guerra, espectáculo del que me habló Juana Ramos, entonces presidenta de la asociación Transexualia. Así la vi por primera vez, con su acordeón y su boina a lo Che, saltimbanqui, de clarísima tradición circense, pero sobre todo cabaretera-provocadora, que no se arredra ante nada ni nadie.

Las Chozas no son para cualquiera. Por un lado, como dije en mi post de noviembre, es un espacio para mujeras, o sea, que tenemos preferencia, especialmente si somos lesbianas (lo que llamamos discriminación positiva). Por otro, se recomienda a las que buscan un hotel de 3 estrellas con servicio de habitaciones, personal de limpieza y papel membretado vayan a otro sitio, que los hay. Es imprescindible tener un rinconcito de sencillez y bohemia en el corazón para disfrutar de una estancia allí.

Morritos, Goofy y yo lo pasamos pipa. Nos encantó hacer “turismo activo”, como yo lo llamo: recoger hojas muertas, desbrozar el huerto, cargar leña para el fuego… No es que pagáramos la estancia con ese trabajo, claro está. Pero contribuir en un proyecto hermoso formó parte del descanso reparador que buscábamos. El entorno es una preciosidad, y el alojamiento una auténtica monada, ejemplo de integración medioambiental y sostenibilidad.

Es imposible no hacerse amiga y admiradora de Toñi. Llegas allí como huésped y te vas con una amistad que sabes que conservarás de alguna forma en el futuro. Y como buena Show-woman, tiene ideas para que nadie se aburra nunca: si encuentras al menos 7 de los buhos que tiene escondidos por el jardín, ¡tienes premio! Aaaah, pero si los encuentras todos… el premio es INMEJORABLE 🙂

Os invito a visitar el álbum de fotos (también pongo presentación a la derecha de estas líneas). Que lo disfrutéis. Y animaos a llamarla, ¡no os arrepentiréis!

Anuncios

Un comentario en “Un lugar en el mundo: las Chozas de Toñi

  1. Tenía entre mis favoritos este sitio, una vez que lei tu anterior post, porque me encantó el sitio y me intrigó la personalidad de la dueña. Cuando haga mejor tiempo me encantaría dar una vuelta por ahí, además la zona del Jerte me gusta mucho.

    Me gusta

Gracias por comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s