¿Por qué soy abolicionista?

 

En la Mesa Redonda del pasado 4 de abril en la UCM no se me olvidará el ESCALOFRÍO que sentí cuando Beatriz Gimeno mencionó una escena de un documental sobre turismo sexual, donde un hombre de mediana edad quedaba impasible ante los llantos de la niña pequeña, aterrada, que le iba a ser ‘cedida’ para FOLLÁRSELA.

Esa ausencia de empatía, tan inhumana, es lo que me mueve. De paso, os explicaré por qué soy voluntaria en TRADUCTORAS PARA LA ABOLICIÓN DE LA PROSTITUCIÓN.

Permitidme que comparta un extracto del debate (al final de este post) sobre la película Evelyn (2011), donde intervienen Ana de Miguel y Beatriz, publicado en el canal YouTube de la organización donde participo. Destaco las siguientes frases:

– “Si hay trata es porque la demanda supera a la oferta, y hay que recurrir al engaño, a romper a las chicas, a forzarlas […] El sexo es deseo MUTUO, pero a los clientes no les importa que las chicas sientan asco y estén ateridas […] Me parece una construcción de la masculinidad terrible” (B.G.)

– “Hasta la Iglesia lo llamó ‘teoría del mal menor’… ¿’Menor’ respecto a qué? Respecto a que los hombres no pudieran tener acceso al cuerpo de una mujer cuando les diera la gana por un precio variable…” (Ana de M.)

Como también dice Ana, el feminismo es quien empezó a cuestionar la prostitución, legal y normalizada desde la edad media, y no precisamente con criterios puritanos, sino mediante la reflexión y el análisis. Por cierto, las feministas, incluso siendo lesbianas, follamos seguramente mucho más que tant@s que nos descalifican, así que… un poquito de por favor.

Desde mi capacidad como traductora (inglés y francés) quiero contribuir a ese análisis y reflexión, que aún llevará tiempo y esfuerzo, pero no pienso tirar la toalla. También soy docente, así que entiendo igualmente de batallas que sólo se vencen a largo plazo.

Y para que se enteren algun@s: mi trabajo es VOLUNTARIO, por tanto no defiendo estas ideas por interés económico, sino porque QUIERO y PUEDO, y porque creo en un mundo mejor. Si eso me convierte en una imbécil idealista, sea. Hasta me podrían asesinar por ello, y lo asumo. Se lo recuerdo a quienes gustan de calificar de ‘lobby’ al feminismo. Soberana soplapollez…

Si con todo lo dicho más arriba todavía no os habéis replanteado vuestra defensa de la prostitución ‘libre y voluntaria’, os recomiendo vivamente el libro de Ana de Miguel, que cito y menciono mucho: Neoliberalismo Sexual. El mito de la libre elección (Cátedra, 2015).

Si aun así seguís pensando que no se puede cuestionar el sistema capitalista en su conjunto ‘SÓLO’ por la existencia de la prostitución, quizá os impresione este estupendo vídeo (en francés), colgado en nuestro canal de YouTube. A mí, que estoy acostumbrada a casi todo, me ha dejado temblando

Espero que os imaginéis ahora ese rostro, siempre pixelado, de los clientes de los prostíbulos, exento de la mínima empatía, y veáis en él a un hombre que conocéis, incluso respetáis y/o queréis, posiblemente de vuestra propia familia. Si eso, junto al vídeo más abajo, todavía no os revuelve las tripas, no tengo más que decir, salvo que nos vemos en las calles, los foros de debate, y otros sitios donde no nos puedan negar la entrada y/o la palabra.

Anuncios

Gracias por comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s