¡Aaaa votaaaarrr!

Premio Andamio al mejor blog lésbico
Las urnas están abiertas. El Andamio de Enfrente convoca la votación a los mejores blogs y webs lésbicos. 
Pinchando aquí irás al formulario de voto, donde deberás elegir un blog o web en cada una de las tres categorías:
  • Noticias e información
  • Blogs de opinión y personales
  • Culturales, literarios y artísticos
Chris, koleguita gatera
Hormiga, koleguita atómica
Claro que yo os pido el voto para mi blog, pero como quiero mucho a mis ‘bollokoleguis’, debo decir que también son candidatas Chris (Fotografías sobre un marco viejo) -en la categoría Culturales, literarios y artísticos– y Hormiga (Mi parte de adelante) -en la misma categoría que yo, Opinión y personales. Les deseo la misma suerte que a mí misma, y que gane la mejor. ¡HORMIGAAAA! ¡¡¡TE VOY A BARREEEEERRRR!!! ¡WUAHAHAHAHAHAAAAAAA!
Tenéis hasta finales de este mes para votar. Gracias de antemano y que este premio sirva para una mayor y mejor visibilidad de las lesbianas, y el fortalecimiento de nuestra querida Bollosfera y blogosfera.

Gracias Susan. ¡Canta, y que lloren!

El fin de semana pasado, un amigo me envió un mail, invitándome a ver el vídeo de la actuación de Susan Boyle. Me decía que merecía la pena invertir unos minutos en verlo, porque era muy emocionante.

Pues verás, querido J.

No he sentido emoción precisamente ante ese triunfo mundial. Desde que salió en las noticias de la tele la semana pasada, este caso me produce una mezcla de vergüenza y rabioso desprecio hacia el gran público, empezando por los 3 jueces del concurso Britain’s Got Talent. ¿Una preciosa voz conquista a las masas contra todo pronóstico? Sí, y eso me alegra por ella, sin duda. pero… ¿por qué CONTRA TODO PRONÓSTICO? La respuesta a esta pregunta es lo que me produce una terrible desazón y una rabia furibunda.

TODOS, absolutamente TODOS los espectadores, los presentes en ese enorme teatro, los 3 jueces del concurso, y la inmensa y pestilente mayoría del público televisivo que vieron esa actuación, deberían presentar, por escrito y con foto de cara y de perfil, una carta de disculpas, humildes y avergonzadas, por haberse reído, ANTES de escuchar su intervención, de esa GRAN SEÑORA, Susan Boyle, encantadora escocesa de 47 años y CONSUMADA ARTISTA.

No podemos ni debemos pasar por alto que la percepción de la música, o cualquier otro arte, se estaba permitiendo la descarada frivolidad de sentenciar al descrédito y la burla a una mujer por no ser atractiva, no ir vestida a la moda, ser virgen y soltera a los 47, y REÍRSE de ella de forma tan miserable antes de conocer sus aptitudes como cantante. Debe ser que no me he enterado bien: ¿se trataba un concurso de belleza? O… ¿No será que el talento se empieza a considerar SOLAMENTE si la competencia sexual se ha demostrado previamente?

Lamento decir que la victoria de Susan Boyle sólo puedo percibirla con un regusto amargo. Es una mujer a la que me encantaría conocer, por sus múltiples y más que evidentes cualidades humanas y artísticas, con un potencial enriquecedor para cualquier ser humano sensible y deseoso de aprender. Por eso, lógicamente, me alegro por ella, y deseo más que nadie, más que ella misma posiblemente, que se haga un nombre, y tenga una carrera artística brillante, deslumbrante y larga, muy larga.

Es enternecedor, aleccionador y profundamente hermoso verla aparecer sobre ese escenario, con todo su humor amable y llano, consciente de las risas y sonrisas burlonas del público, y llena de fe en sí misma, con su voz sabia y largamente trabajada, para aplastar toda estupidez y duda infundada con una canción bien elegida, estudiada y preparada. Muy pocas serían capaces de interpretar así NI DE LEJOS esa pieza. No sólo ha triunfado una gran voz y una gran cantante, sino también la dignidad de quien ha sabido sufrir toda la vida la injusticia de los frívolos sin perder la fe en sí misma.

Además de una mujer maravillosa y una gran cantante, es una superviviente y un ejemplo de autoestima milagrosamente conservada. No creo que haya mucha gente en el mundo capaz de reconocer, aceptar y gritar con la contundencia y humildad suficientes: “GRACIAS, SUSAN, Y POR FAVOR, PERDÓNANOS”. Y lo digo con cierta tristeza, porque a pesar del reconocimiento mundial a su gran voz y aptitudes musicales, todavía hay en este puto mundo muchos millones de personas que siguen diciendo: “Sí, pero coño, mira que es fea, jajajajaaaa”.

No sé si seré muy estricta con la verdadera justicia artística. Yo creo que no. Me limito a defender una idea muy simple, por muy desusada que esté:

PRODUCIR EXCITACIÓN SEXUAL NO TIENE NADA QUE VER CON LA CAPACIDAD INTELECTUAL O ARTÍSTICA.

Dicho de otra manera, o sea, para tontos, en plan test:

– La voz sale :

a) De la silicona implantada en el cuerpo.

b) De los ejercicios aeróbicos en el gimnasio.

c) Del éxito del diseñador de la ropa elegida y el estilista.

d) De una laringe bien educada y unos estudios musicales.

Aaahhh, no no no. No me vale una respuesta mixta: si eliges la respuesta d), no tienes tiempo para a), b) ni c). Dos y dos nunca suman cinco.

¿Moraleja? Sí, lo habéis adivinado: estoy hasta el c… de los triunfitos de la tele. ¡Ya está bien de analfabetos con muchos kilómetros de karaoke, leñe! ¿Que Ainoa Arteta también está buena? Sí, pero… ¡ya quisieran ellos ese curriculum!