Tú también lo sabes, pero también callas

Shaders04-peqDe aquí al cierre de este blog voy a escribir lo que nadie quiere leer.

Os aviso: no os va a gustar. El patriarcado acecha a todas las mujeres, sí, pero las mujeres que deberían demostrar que son, por un lado, sujetos políticos válidos, y por otro luchadoras comprometidas más allá de una chapa o un pañuelico morao, siguen mirando para otro lado en situaciones clave.

Y encima se auto-justifican. Y aún así son chupi-guays.

No se trata de “luchas diferentes” sino de lealtad a unos principios básicos. No del feminismo, no… Me refiero al mínimo rigor ético.

No se trata de la dificultad de aplicar a rajatabla el principio de ‘lo personal es político’. Todas sabemos que se hace lo que se puede cuando se puede. Pero caray… es JODIDO que tu persona más amada te deje devorar por los buitres porque, según ella, “no me puedes pedir ese nivel de compromiso”.

En otras palabras: “te quiero mucho, pero si el corona-virus me hace elegir entre A, B y tú, elegiré A o quizá B, pero nunca a ti. Tienes que entenderlo”. Lo entiendo, sí, y apesta a silencio cómplice.

Quien dice corona-virus, dice cis-hetero-normatividad, monogamia obligatoria o edadismo (=’no debe haber más de X años entre las miembras de una pareja’). La cuarentena pone a cada cual en su sitio. Lo importante es quedarse en casa. Es cierto, y así de responsables somos. Yo también. La responsabilidad afectiva… eso ya depende de otras prioridades, más sociales, más normativas. Porque las mujeres estamos más solas que los hombres, las lesbianas más solas que las heteras, las poliamorosas MUCHO más solas que las monógamas, y las trans MUCHÍSIMO más solas que las cis.

Sí, la soledad también tiene sus niveles de opresión, y lo peor es que no nos damos cuenta. Pero ojo, esto ya era así antes de la cuarentena:

  • Las heteras suelen tener hijos y/o pareja, luego sobras porque no hablas de penes y/o crianza,
  • las bollos con pareja suelen ser monógamas estrictas, por tanto eres una potencial depredadora a evitar (o una vergüenza para la poca paz social que han conseguido),
  • y las que quedan… te culpan por no estar tan hundidas en la miseria como ellas, así que te desprecian, hagas lo que hagas.

Antes o después de una situación de soledad forzada, las que estamos más abajo de todas las escalas de marginalidad, terminamos con la certeza de que no tenemos amigas o amantes, sino conocidas para ocasiones puntuales y folladoras en la sombra. Una amiga conoce tus fechas importantes más allá de tu cumpleaños y te invita a cenar a su casa cualquier día del año, o te llama para ir al cine, a solas o en grupo. Una amante de verdad es al menos sincera con respecto a sus sentimientos hacia ti, sean cuales sean, pero sobre todo no te excluye de su vida no-sexual. Cuando nada de eso se da, es que estás sola, es decir, no ‘dejarte tu espacio’, sino que no tienes más espacio que el tuyo, porque tu reino no es de este mundo.

No soy de pedir nada para mí. Esto tampoco es un lamento amargo. Lo único que espero es que algún día las mujeres que se dicen ‘de mi tribu’ lo demuestren más allá de un emoticono o una frase presuntamente sorora. En cuanto a las que dicen haberme amado… que se lo piensen otra vez, porque demasiadas lecciones han querido darme para lo poco que han demostrado ser dignas de mi amor.

Y esto no ha terminado, tengo mucho más que decir.

Este año también nos enorgullecemos

Pues sí. Una vez más, a la mani del Orgullo. Sigue siendo necesario. Seguimos dedicando ese ratito de nuestra vida a acompañar a las compañeras que luchan en primera línea. Nos gusta estar allí, a pesar del calor, de lo acertado o no de la organización.
Me habría encantado ir a ese Orgullín del Norte que amenizó con tanto éxito Hormiga, alias Supertorti (¡La madre que la parió!), pero me fue imposible. Celebrar nuestro día en provincias cada vez se estila más. Me encanta la idea.
Este año, saludé a Carla Antonelli y a Boti García Rodrigo. Fueron compañeras de lucha en otros tiempos, cuando estaba en las trincheras. Ellas siguen allí. Me reconocieron. Fue agradable volver a verlas en la pancarta de cabecera. Sigue habiendo mucho que hacer.
Sólo una fotito de Morritos y servidora para ilustrar este sencillo post. Las que tengáis Facebook, podéis ver el álbum completo aquí.

Evento festivo en el Guijo de Santa Bárbara

Me ha encantado el cartel 🙂 Lo pongo por eso, pero también porque a mi amiga Toñi (Antonova Masedosky) se le ha ocurrido lanzar una oferta especial de sus Chozas para la ocasión:

VIVE UN DIA COMO SI FUERAS VIRIATO, COME, BAILA Y DISFRUTA DEL MERCADO VETTON. 
LUEGO, AL LLEGAR LA NOCHE, DISFRUTA EN UNA CHOZA CELTA VIENDO ESTRELLAS DE PRIMAVERA…CON EL OLOR DEL JAZMÍN Y TODAS LAS COMODIDADES DEL SIGLO XXI.

SI LO HACES… HARÁS UN INOLVIDABLE FIN DE SEMANA!

¡RESERVA YA!

DESCUENTOS IMPORTANTES A L@S DIEZ PRIMER@S…

También está en Firbu, y podéis escribirle a mischozas@yahoo.es

¡Animaos!
www.facebook.com/viriatoguijo+ info en www.facebook.com/viriatoguijo

Despedida de Bollosolteras (editado el 15/03/12)

Servidora feliz, Hormiga mimosa

Aunque no me lee ni Diosa, y además esto ya estará más que publicado y comentado en Firbu, que tanto gusta, yo, a lo mío y a mi aire. Aquí va mi crónica del evento, que me encantó, donde lo pasé tan bien, y que me produjo tan buenas vibraciones, algunas renovación de las que ya he sentido en reencuentros similares, otras completamente nuevas y revitalizantes.

Hormiga, farala, kali, ÑiÑa, yo

Menos mal que farala mantiene activo su invento del bollogossip, y que sigo los blogs de mis bollokolegas (como el de Hormiga, claro, siempre divertido) o no me habría enterado de la convocatoria. Y mira, me alegra haber asistido, por el motivo obvio de regocijarme con las futuras contrayentes, pero también porque:

Hormiga y la ÑiÑa, flipando con mi burra

* he conocido en persona a La ÑiÑa, ¡otra filóloga! Un encanto, en todos los sentidos,

* he conocido en persona a ISA, gran repostera, igualmente encantadora,
* he abrazado profusamente a mis amigas farala y kali, siempre igual de estupendas,
* he fardao de burra todo lo que he querido y más, jijiji,
* me tomé 2 cañas gratis, no me dejaron pagar 🙂
* las contrayentes me regalaron un precioso imán de nevera conmemorativo,
* he descubierto sitios nuevos en Lesvapiés, para el futuro. Genial que el ambientillo de Chueca se haya “descentralizado” y “mestizado” 🙂

¡Ayyy, sí quiereeeee!

Gracias,  kali, por mandarme el enlace a tu álbum del evento. He seleccionado unas pocas, editadas, y os las mando al correo a ti, a farala y a Hormiga. Aquí os pongo las que mejor representan mi alegría por el enlace y el placer de reencontrarme con este grupo tan estupendo.

Asín queee, gritad todas conmigooo:

¡VIVAN LAS NOVIASS!

Albaricoque, S. Pedro y S. Pablo 2011
PD1: Mi humilde regalo de bodas fue 2 tarros de mermelada hecha por mi madre, 1 de naranja y otra de albaricoque. Ése es el desayuno del día siguiente. Me alegro de que os gustara, y gracias por mandarme la foto-prueba :-). Mi madre se ha puesto muy contenta con la foto. 



PD2: Faltaba la Hormiga con su casco de uniforme contra el mal 🙂 Me lo traje especialmente para ella. En la foto parece que me está deteniendo por mala, por loca, o por una combinación de ambas cosas: ella sonriente, y yo ahí sometida, estresada, con cara de agggg, suéltame, insecta capullaaaaaa. No olvidéis el mensaje de nuestra heroína: “¡Vitaminarse y súper-mineralizarseee!” Con la que está cayendo, es lo mejor que podemos hacer, ¿no? 

Carita triste

Carita triste, ojos cansados, sonrisa que tiembla.
Respiras despacio, piensas incrédula, sientes borroso
Eres caramelo, flor suave, aire tibio
Obrando milagros mirándome así.


Espero tener aliento y fe para todas tus manos
No quiero me falten espaldas para captarlas.


Tiemblo a veces guiñando al ánimo, amor
Inasequible al ceño que me grita en silencio.

Bollo-kedada en las Chozas de Toñi

No es que me entusiasmen las redes sociales, ni siquiera las que -supuestamente- se especializan (jo, suena fatal) en lesbianas. Suele respirarse una  frivolidad que no va conmigo en absoluto. Sin embargo, me he unido a una de ellas por aquello de “bueeeeno, veeeeenga, vaaaale, aceptamos bisexual como animal doméééééstico” (jejeje).

El caso es que Toñi me ha mandado recado de una movida suya, y cuando una compañera de lucha, además de la Vieja Guardia, toca el timbre (o la corneta, si procede), tengo que abrir la puerta y preparar dos cervezas en copa helada (o el fusil, si hace falta) . Así pues…
Fechas: Del 1 al 10 de junio 2011.
Me encantaría ir, tras convencer a Morritos (baja de forma, pobre), si es que la pasta no nos falla y consigo seguir en paro (madrelokehedichoooo), o al menos librar un par de esos días. SEGURO que será divertido, conociendo a Toñi, sus Chozas y sus mañas para entretener al personal. Pasaos por el enlace más arriba, o miradlo en la web de Lesbian Spain Connecting Girls.
Me gustaría que fuese un éxito, porque Toñi se lo merece. Militante de largo recorrido, inteligente, divertida, amable, emprendedora, artista al aire libre, anarco-sindicalista de las de antes… Y si encima nos monta un movidón en un entorno tan bonito, apoyarla es un deber, un placer y un honor. Posted by Picasa 

Goofy también os manda un lametón

Durmiendo abrazado a su Mami. Es un ángel. Es para comérselo.
Acabamos de enterarnos de lo de la mami de Farala. He pensado que esta imagen representa perfectamente el cariño que le enviamos a ella, a Elenita y a Kali.
Un abrazo, caricia, mimo, achuchón, calorcito humano de sisters… y un lametón de Goofy.

Adiós, Pepita

Mi amiga Pepa Feu ha muerto hoy. Me llamó Manzanita al mediodía para decírmelo.

 

Hace algo más de un año, la última vez que la vi, se emocionó al verme, lloró en mis brazos, hacía muchos años que no nos veíamos. Ahora estoy llorando yo, porque desde ese día hasta hoy no he tenido la decencia de llamarla y tomarme un café con ella.

Era joven, apenas 12 años mayor que en esta foto, algo borrosa por las lágrimas que estoy derramando mientras escribo. Remontó una leucemia, pero recordemos que los milagros sólo funcionan si el cuerpo lo aguanta.

Ya no me tomaré ese café, ni esa copa de vino, ni escucharé su risa, clara y franca como una palmada flamenca. He perdido la suerte de sentir su dulce y generosa inteligencia y de nutrirme con su fuerza, tierna, cálida, untuosa y sencilla como el queso.

La vida nos cambió de sitio y nos distanció la rutina. Es duro preguntarse si hay culpa que mencionar en eso. No me consuela decir que no es culpa de nadie. Ella ya no está y sólo puedo hablar de ella. Era mi amiga, una gran mujer y excelente profesora. Nadie merece perderse tan valioso tesoro, por eso desde hoy el mundo es algo más pobre que ayer, y mucho más injusto.

Adiós Pepita, Kolegona linda.

Capítulo Cero – Pepe

Pepe, el tío Pepe, te visitó por primera vez cuando tenías 9 años. No es un récord mundial, pero vaya…

Desde entonces, tu madre y todas las mujeres a tu alrededor te advirtieron de los terribles peligros que corrías si dejabas que se te acercaran los tíos. Quizá esas señales de alarma, tan intensas y reiteradas, te marcaron para siempre, quién sabe…

Desde entonces, recibes esa visita todos los meses, más o menos puntualmente.

“Ya ha llegado el Pepe, la madre que lo
parió”.

Dedicamos poco interés a pensar por qué es importante el tío Pepe. Todas sabemos quién es y cómo se las gasta el muy cabrón, aunque no lo conozcamos. Cuando visita a una de nosotras, todas las demás lo sabemos, aunque no lo veamos.

Es difícil hablar de él sin que se alternen sentimientos muy diferentes, a veces contradictorios, por dentro y alrededor de nosotras: respeto, asco, orgullo, resignación, miedo, rabia, tristeza, alivio, esperanza, desesperanza, desesperación… Aún más difícil resulta explicar por qué ninguna de nosotras se plantea en serio mandarlo al carajo, y por qué las que no lo conocemos tenemos la sensación de ser incompletas, minusválidas, marginales, malditas, menores, mierdas… ¡Qué sé yo!

Todas las mujeres recuerdan el día que conocieron al tío Pepe. Casi todas restan importancia a esa experiencia, pero tú no. Eras muy niña, quizá demasiado, pero no es por eso.

Bueno, sí… Es verdad que salías de la infancia a lo bestia. Sí, sí, en ambos sentidos: bestia la infancia y bestia la manera en que saliste de ella. Pepe es así: graba las letras M-U-J-E-R en cuanto aparece, y con ese tatuaje en mayúsculas es imposible tener una infancia digna de tal nombre.

Saltabas a la comba, llevabas vestido… una estampa de lo más infantil, rasgada brutalmente cuando te presentas en casa chorreando sangre entre los muslos. Tu madre se llevó un buen susto, se lo esperaba tan poco como tú. Lo malo es que no supo (o no quiso) ayudarte a conservar lo poco que quedaba de niña en ti.

Nunca te gustó llevar vestidos, pero con Pepe los odiaste aún más. Con 9 años dejabas la niñez y pasabas a temer la mujeridad. Demasiado pronto entrabas en la Maldición de Eva, de cuajo y sin anestesia.

La Iglesia lo llama pecado original. Original, sin duda, eso de ser culpable antes de permitirte aprender la diferencia entre responsabilidad y culpa. Desaparecida la inocencia, es imposible su presunción. Pecadora por naturaleza, culpable por decreto, con el agravante de haber nacido ilegítima y criarte en una chabola de Carabanchel. Casi ná…

Hoy en día, parece la historia de otro continente, otro tiempo, otra cultura, igualmente remotos, sin presencia en el aquí y ahora. Ahora vienes tú y demuestras que no es así, que Pepe te puso el nombre y tu padrastro el apellido, porque para tu madre era demasiado cargar con tanta vergüenza. Cuando Pepe te bautizó, su derrame tiñó de rojo el pecado de tu madre. Naciste quebrantando el Séptimo Mandamiento (actos impuros o adulterio, según qué traductor), y venías con la manzana de Adán bajo el brazo, por ser niña. Si llegas a ser niño, habrías traído un pan y quizá, sólo quizá, pero quizá, tu madre no te habría castigado con ese apellido-padrastro.

Las penas con pan son menos, con Pepe fueron más. Muchas más. Jack Nicholson también es ilegítimo, por eso está en contra del aborto, según dijo una vez. No sé de ninguna actriz famosa que naciera bastarda. Recuérdame que lo mire en Internet.

Pepe es la culpa, ésa que has interiorizado, y el pecado, ése bajo el que siempre has vivido. Él te tatuó. Por eso tu refugio son las mujeres que no han sabido liberarse de su condena y presidio. Por eso también desprecias a aquéllas que fracasaron en su intento de fuga y se niegan a regresar a su celda. ¿Síndrome de Estocolmo? No lo sé, no soy psicóloga. Mira que lo siento…