Efemérides: derogación parcial de la Ley de Peligrosidad Social

dsc_0311Hoy, 26 de diciembre, día de San Esteban, de 1978, se derogaba la primera parte de la Ley 16/1970, de 4 de agosto, sobre peligrosidad y rehabilitación social.

Según esa Disposición Derogatoria, quedaban excluidos de esa ‘peligrosidad’ los supuestos 2, 3, 13, 14 y 15 del Artículo Segundo, es decir:

  • Los rufianes y proxenetas.
  • Los que realicen actos de homosexualidad.
  • Los autores de inexcusables contravenciones de circulación por conducción peligrosa.
  • Los menores de veintiún años abandonados por la familia o rebeldes a ella, que se hallaren moralmente pervertidos.
  • Los que, por su trato asiduo con delincuentes o maleantes y por la asistencia a las reuniones que celebren, o por la retirada comisión de faltas penales, atendidos el número y la entidad de éstas; revelen inclinación delictiva.

Es lógico recordar y celebrar esa derogación hoy, 38 años después, aunque por desgracia es aún más lícito y necesario lamentar y denunciar que en todos esos años las víctimas de esa ley siguen sin ser debidamente reconocidas e indemnizadas.

Miles de personas, no sólo gays y mujeres trans sino también lesbianas fueron sistemáticamente vejadas, agredidas y perseguidas por las autoridades policiales, eclesiásticas y judiciales españolas. Hoy en día, sobreviven realmente muy pocas de estas víctimas -apenas unos cientos-, y es difícil saber con exactitud cuántas fueron. El oscurantismo de esa represión es especialmente destacable en el caso de cismujeres lesbianas, cuya existencia y persecución se invisibilizó de manera muy particular, tal y como relata Lucas R. Platero en “Hablando del ‘cuerpo del delito’: la represión franquista y la masculinidad femenina” (2009).

La manera más cruel y lacerante de destruir a las personas, como bien sabemos, es negar su existencia, o bien integrarlas como algo marginal y subordinado, algo que hoy en día, aunque de forma más sutil, aún sufrimos las personas que nos sustraemos al modelo heteropatriarcal:

  • cismujeres lesbianas,
  • hombres y mujeres transexuales,
  • hombres trans gay,
  • mujeres trans lesbianas

El nivel de represión del pasado ha sido tal que hoy nos resulta imposible conocer si tal diversidad existió realmente alguna vez en el pasado, aunque es de suponer que sí, sólo que debió ser imposible reconocerse en ella, incluso ante un@ mism@. No quiero ni pensar en el sufrimiento interior, además del social, que tantas personas han tenido que sufrir, viendo como sus gobernantes, ora de un signo, ora del otro, las ignoraban y excluían, cuando no encarcelaban, torturaban y asesinaban.

Porque esa Ley de Peligrosidad y Rehabilitación Social de 1970, no lo olvidemos, no era sino la segunda actualización franquista de la Ley de Vagos y Maleantes (“La Gandula”) de 1933, promulgada bajo la 2ª República, y que ya incluía a “rufianes, homosexuales y proxenetas” en el mismo paquete.

Así pues, no nos queda más remedio que aceptar el principio de continuidad del Estado, como ya se hizo con las víctimas del III Reich, y por eso es tan necesario como legítimo reclamar la indemnización a las víctimas a través de la Ley de Memoria Histórica de 2007, cuya aplicación parece suspendida en el limbo, por oscuras e inconfesables razones.

A ver cuándo este país deja de ser por fin uno de alpargata y pandereta, por favor…

“Cada vez que me dices ‘puta’…”

AmenazaMuerte02-03“Mi carita de niña linda
Se ha ido envejeciendo
En el silencio.
Cada vez que me dices ‘puta’
Se hace tu cerebro más pequeño”
Bebe – Malo

Me he estado resistiendo a crearme una cuenta de Twitter los últimos años, pero al final no me ha quedado más remedio. Cuando estás en la lucha política, comunicar y difundir ampliamente, y sobre todo rápidamente, es crucial. Últimamente en Leganés tenemos una actividad muy intensa, participo en tareas de Comunicación y redes, y tener Twitter se ha hecho indispensable.

Lo que no entraba en mis planes es que me amenazaran de muerte a través de Twitter nada más llegar. Me abrí la cuenta el sábado, día 3 de septiembre, y antes de las 8 de la tarde recibo un mensaje privado que adjunto en la imagen junto a estas líneas.

Mientras iba agregando contactos y navegando por perfiles institucionales varios, me encuentro con que Carla Antonelli, veterana compañera de lucha LGTB y Diputada del PSOE en la Asamblea de Madrid, había recibido amenazas de muerte. Lógicamente la retwitteo con un mensaje de apoyo:

“. : tranquila, que son pocos, cobardes y con más boca que cerebro. . hagan algo, por favor”.

No sé si fue directamente por eso, pero creo que sí, porque el privado de Akisukinho me llega apenas unos minutos después. Huelga decir que no le di mayor importancia, aunque naturalmente lo he twitteado y retwitteado, además de bloquearlo, denunciarlo a Twitter, y ayer domingo formalizar denuncia en la Comisaría de Policía. Carla, según ha publicado ella misma, lo ha hecho esta mañana. También se queja en otro twit que Twitter España le ha contestado que esas cuentas no incumplen reglas de amenazas violentas y abusivas. Anda queeee…

AmenazaMuerte05Pero hay más. Esta mañana recibo otro privado amenazándome de muerte, en los mismos términos, del mismo estilo, esta vez de un tal Koji Kabuto. No se sabe con seguridad si se trata del mismo con otro alias o de un machitroll diferente. Utiliza ahora una foto truculenta de feminicidio, que supongo destinada a meterme miedo. Sin éxito, por supuesto. No soy una gacela asustada de la sabana africana.

Por lo que he podido averiguar, esa cuenta está identificada y denunciada, pero Twitter no la cierra. En Change.org hay una petición del Observatorio Madrileño contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia, por si la queréis firmar:

Pídele a Twitter Spain que cierre las cuentas homófobas de “Koji Kabuto”

AmenazaMuerte-LuisAlfonsoALDicen que el machitroll en cuestión ha sido identificado, y se han publicado nombre y fotos del sujeto, que supuestamente se llama Luis Alfonso Álvarez López y está buscado en varios países. Ahí os dejo su foto. De todas formas, según fuentes anónimas consultadas a través de Twitter habría huido a México. Quién sabe…

O sea, llevo 2 amenazas de muerte en menos de 48 horas… Bien, voy bien, oiga. Un buen comienzo en Twitter, a fe mía.

Lo realmente sintomático y revelador es el vocabulario que utiliza esta gente. Repiten insistente y sistemáticamente la palabra ‘PUTA’, precisamente ellos que son los más puteros, que probablemente no hayan tenido sexo en su vida más que a cambio de dinero. Es un sinsentido, digno de mentes realmente débiles, estrechas y disfuncionales. Por eso encabezo este post con un extracto de la canción de Bebe, tan acertada ella con palabras sencillas y directas: Estoy convencida de que pronto se les van a encoger las cabezas de las veces que me han llamado puta, a mí y a otros cientos de mujeres.

Por otra parte, dan más risa y pena que miedo. No tienen gran cosa que hacer, se regodean en buscar víctimas supuestamente vulnerables en Internet, y se unen a otros machirulos como ellos haciéndose las víctimas y/o impartiendo lecciones magistrales de por qué la homosexualidad debe ser exterminada. Homofobia, transfobia, misoginia, y todo con el orgullo de la violencia permanente sobre los demás.

¿Hasta cuándo? Tenemos mucho trabajo, y si alguna mujer dice que no es feminista ante tamaño aluvión de violencia, apología del feminicidio y homo/transfobia, es que no sabe en qué mundo vive, o lo que es peor, lo sabe y quiere que siga así.